Los trabajadores le dicen a OSHA: Queremos acciones, no palabras

4 Oct 2022

Un brazo destrozado. Un encubrimiento de violaciones de seguridad. Trabajadores muriendo, con consecuencias mínimas para los empleadores.

Ese es el tipo de testimonio que los trabajadores de base y los defensores de la seguridad llevaron a Washington DC la semana pasada. La ocasión fue la primera Cumbre de la Voz de los Trabajadores, convocada por la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional (OSHA por sus siglas en inglés) de EE. UU., la agencia federal responsable de la seguridad en el lugar de trabajo.

“Sabemos que no nos tratan bien, no es seguro la mayor parte del tiempo”, dijo Eh Phaung, operadora de montacargas en una fábrica de colchones cerca de Albany, Nueva York. Ella asistió a la Cumbre con NENYCOSH, afiliada de COSH Nacional, y dijo que ella y sus compañeros de trabajo enfrentan peligros por largas horas, por el transporte repetitivo y el levantamiento de objetos pesados.

COSH Nacional y sus aliados en el movimiento por la justicia en el lugar de trabajo trabajaron juntos antes de la Cumbre y abogaron firmemente por un evento inclusivo y accesible para representar y elevar genuinamente las voces de los trabajadores que enfrentan peligros peligrosos que amenazan sus vidas todos los días en el trabajo. Al colaborar con nuestra red COSH de 26 grupos locales de salud y seguridad, nos acercamos para involucrar a los trabajadores cuyas voces son ignoradas: trabajadores de bajos salarios, trabajadores temporales, inmigrantes y trabajadores de color.

Nuestros esfuerzos lograron traer diversas voces a la mesa, y los trabajadores tenían mucho que decir.

Rebecca Miles, MS Centro de Trabajadores por los Derechos Humanos

“Mi nieto trabaja en el servicio postal en Jackson, clasificando el correo”, dijo Rebecca Miles, una líder obrera del Centro de Derechos Humanos de los Trabajadores de Mississippi, una afiliada de COSH Nacional con sede en Greenville, Mississippi. “El miércoles pasado, no tenían suficientes empleados en el trabajo, así que lo pusieron en la cinta transportadora”, dijo Miles, durante una sesión de micrófono abierto.

“Su brazo quedó atrapado allí”, dijo Miles, quien tuvo que hacer una pausa para recuperarse. “Sin pautas de seguridad, sin capacitación, simplemente lo colocaron en la cinta transportadora. Diecinueve años, se ha roto todos los huesos del brazo. Quiero decir, ¿cuándo termina esto? ¿Cuándo se detiene esto? No quiero que esto le pase al nieto de nadie más”.

Un tema común fue la desconexión entre las protecciones legales que existen en papel y la realidad cotidiana que experimentan los trabajadores.

“La compañía se pone de acuerdo con OSHA, y ellos saben cuándo OSHA les está haciendo una visita”, dijo Isaura Martínez, organizadora de Chicago Workers Collaborative. “Pueden limpiar la evidencia, así que cuando llega el representante de OSHA, todo se ve bien. Pero es mentira”.

“Cuando un trabajador presenta una denuncia, lo despiden o enfrenta represalias, y termina sin trabajo”, dice Martínez. ” ¿Dónde está la justicia? ¿Dónde están los derechos de los trabajadores? Queremos acción, OSHA, no palabras”.

“Demasiados trabajadores que trabajan en construcción son dejados en el lugar de trabajo sin información de seguridad”, dijo Mayra Molina, pintora y líder obrera de MassCOSH. “Trabajo en la construcción y veo esto todo el tiempo. No queremos ver esta conversación solo en papel,   necesitamos acción”.

“Muchas veces pensamos que se burlan de nosotros porque somos strippers y trabajadoras sexuales y no nos toman en serio”, dijo AM Davies, líder de Strippers United, con sede en California. Baños sucios, escaleras rotas y acoso de los clientes son algunos de los problemas que enfrentan ella y sus compañeros de trabajo, dijo Davies.

“Uno de nuestros colegas en el Condado de Orange reportó varias violaciones de OSHA y ninguna de ellas fue atendida”, explicó. En lugar de arreglar un baño insalubre que usan las bailarinas, “el empleador envió diferentes fotografías donde los clientes usan el baño, y OSHA lo canceló como arreglado. Tienen que regresar y presentar más quejas de OSHA, y ahora hay aún más cosas malas en el club”. Strippers United ha estado trabajando de cerca con SoCalCOSH durante su campaña para lograr condiciones de trabajo más seguras y representación sindical en Star Garden en Los Ángeles.

AM Davies, Strippers United

Además de historias terribles, los trabajadores y defensores en la Cumbre también plantearon importantes cuestiones de política, incluida la demanda de una reforma migratoria, protecciones para los trabajadores ganaderos, una mejor cobertura para los trabajadores domésticos y la necesidad urgente de protección contra el calor extremo.

Los trabajadores también llegaron armados con soluciones. “Como miembro del centro de trabajadores de MassCOSH”, dijo Milagros Barreto, “estoy aquí presentando las cinco prioridades que COSH y otras redes de centros de trabajadores han identificado para garantizar que OSHA sea accesible, proteja a los trabajadores más vulnerables para que podamos trabajar juntos por trabajos con dignidad y nuestras voces son escuchadas”, dijo.

Barreto presentó a los funcionarios de OSHA ideas para el progreso que fueron desarrolladas por los miembros de la Red COSH y los líderes de los trabajadores antes de la cumbre, que incluyen:

  • Compromiso de trabajadores y defensores como colaboradores con OSHA
  • Protección para los trabajadores de ser silenciados debido a su estatus migratorio
  • Permitir que los trabajadores participen plenamente en las investigaciones en el lugar de trabajo y en los procedimientos de aplicación
  • Protecciones para trabajadores temporales
  • Colaboración con agencias estatales y federales.

Al finalizar la sesión de tres días, Doug Parker, quien dirige OSHA como subsecretario de trabajo para Seguridad y Salud Ocupacional, dijo que la Cumbre es “un comienzo… para que todos nosotros trabajemos mejor juntos”.

La agencia se encuentra en un proceso de reconstrucción después de cuatro años de abandono, dijo Parker. OSHA ahora está contratando más personal, realizando más inspecciones y llevando a cabo más acciones de cumplimiento. La agencia se enfoca, dijo, en presentar casos contra los empleadores más “atroces” con “las violaciones más intencionales y repetidas que a menudo resultan en la trágica muerte de un trabajador”.

Los miembros de la Red COSH y los defensores de la justicia laboral han argumentado durante años que la justicia lingüística es esencial para crear estrategias de seguridad efectivas; para estar completamente protegidos, los trabajadores necesitan acceso a información y capacitación en un idioma que puedan entender. Así que nos alegró escuchar a Parker anunciar que OSHA finalmente está llevando a cabo una idea que los activistas de la seguridad han sugerido durante años: una tarjeta de bolsillo, disponible en inglés, español, chino y portugués, que dice:

“ ¿Su empleador está poniendo en riesgo su seguridad? Estamos aquí para ayudarle, independientemente de su estado migratorio”.

La tarjeta será utilizada por los inspectores, investigadores y otras personas que interactúan con los trabajadores de OSHA, y pronto estará disponible en otros idiomas. Se necesitan más esfuerzos, dicen los activistas de seguridad, para asegurar que las voces de los trabajadores sean escuchadas y entendidas por los empleadores y los funcionarios públicos.

“Los trabajadores tienen muy poco poder, los empleadores tienen demasiado”, dijo Oscar Londono, codirector ejecutivo de We Count, una filial de COSH Nacional con sede en el sur de Florida. “Necesitamos más participación de los trabajadores, más voces de los trabajadores en la mesa con el Departamento de Trabajo”.

“Este fue un buen comienzo”, dijo Marcy Goldstein-Gelb, codirectora ejecutiva de COSH Nacional, quien formó parte del equipo de activistas de seguridad que ayudaron a planificar y prepararse para la primera Cumbre de Voces de los Trabajadores. “Ahora depende de todos nosotros seguir presionando y exigiendo que OSHA escuche y responda a los trabajadores. Cuando los trabajadores tienen voz, podemos prevenir lesiones y enfermedades y salvar vidas”.